sábado, 13 de septiembre de 2008

Dulces Ilusiones, Amargas realidades.

Con este título podemos definir la vida del dominicano común. Todos vivimos sumidos en un mundo bizarro, paralelo; hueco de realidad. En los últimos 50 años hemos ido perdiendo la capacidad de asombro y aumentando la de tolerancia, por qué será?
Vemos como los precios del petróleo baja y se supone que por la ley de hidrocarburos los mismos deben de bajar en la misma proporción al mercado detallista, pero nada pasa. Hay una rebaja significativa a nivel mundial y en el mercado local la misma no llega a 0.10 centavos de dólar. Inmediatamente vemos como el súper intendente de bancos celebra que con estas rebajas el gobierno se ahorra unos 150 mil millones y el consumidor cuanto se ahorrara?
De igual forma oímos los gritos de los transportistas con respecto a la eliminación del subsidio al GLP ya que son más de 100 mil humildes padres de familia que no tendrán la capacidad de seguir laborando ya que el 90% de estos usa este combustible en sus unidades de concho, taxis, etc. Ahora bien, cuando sube la gasolina y el GLP queda igual ellos suben los pasajes, teniendo el gobierno conocimiento de que ellos no usan gasolina para moverse. Esta es la más descarada contradicción y que hacen los usuarios del transporte público, donde queda su derecho?
En julio se anuncio un plan de austeridad por parte del gobierno central en el cual planteaba el enfrentar la crisis alimenticia y palear el gasto publico. Reducción de salarios, disminución de viáticos, suspensión de obras, aumentos de pensiones eliminaciones de subsidios; en fin todo un plan orquestado a mejorar la economía del país. A la semana este ya era letra muerta, se invertían en partidas nuevas para obras, los subsidios se renegociaron y al 16 de Agosto, menos de un mes del discurso austero ya hablábamos de una nueva línea del metro y otros mega proyectos. Todos estos planes se realizan con los impuestos de los contribuyentes y para ellos que hay?
Vemos como se anuncia que en el mes de noviembre implementaran las impresoras fiscales para evitar la evasión de impuestos. Estas serán colocadas a un costo de RD$ 106 millones, en 16 cadenas que representan el 60% de entradas al fisco. Y los consumidores de esas cadenas que beneficios tendrán?
Definitivamente, entendemos por qué el candidato del PLD, actual presidente, en su cierre de campaña usaba unos binoculares, es que allá a los lejos es que el ve el dominicano común, el que tiene que sobrevivir cada día, al que se le han eliminado todos los derechos a superarse, el que no tiene un Chapulín que lo defienda y mucho menos dolientes gubernamentales.
A los estudiosos de la conducta humana que han desarrollado varias hipótesis del por qué hemos perdido los valores sociales y humanos, tengo para decirles:
“No es que se hayan perdido es que hasta eso nos han quitado los políticos.”
Caricatura de politico

1 comentario:

Angie Guichardo dijo...

Bueno, Pedro yo cuando leo temas como éste doy entero crédito a lo que se expresa y suelo decir que a nosotros nos han tirado un polvo de aquietolina o nos inyectaron una antirrábica para no reaccionar antes tales hechos.

Afectos!