martes, 23 de septiembre de 2008

Ofertas: De Temporada, Pasillos O Limpieza Del Almacén?

Es indudable que estas ofertas son bien puntuales en países donde el cambio estacional es marcado. Podemos observar grandes cadenas internacionales ofreciendo liquidación de hasta un 60%, básicamente en ropas & calzados, por cambio de temporada, es decir de verano a invierno y viceversa. Nuestro país no está ajeno a estas tendencias de ventas por lo que podemos ver constantemente en los grandes centros comerciales y plazas esas ofertas con el mismo concepto. El usar esta herramienta no está mal, el aplatanarla de hecho le genera un tránsito adicional de posibles consumidores. Que podemos encontrar en estas ofertas. Pues a diferencia de los países que realmente hacen cambio por temporadas en nuestros especiales podemos observar la mercancía de menor rotación la de los colores menos llamativos, la ropa de la talla que menos se vende y en algunos casos la que tiene defectos casi imperceptibles y otros no tanto. Ojo, eso no significa que el 100% mercancía ofrecida sea de mala calidad o no sea de una marca de reconocida o de prestigio.
Es bueno saber que las tendencias de la moda son muy inestables y los estilos, colores y modelos no necesariamente deben de ser los mismos al año siguiente. Provocando, que para no correr el riesgo de perder la oportunidad de salir de estos artículos, es preferible recurrir a este modelo de ventas. En el mercado local es la mejor forma de limpiar almacenes, es la vía más factible y rentable; como en todas partes se cuecen habas esto no implica que en muchas ocasiones tales especiales no llenen las expectativas en cuanto a calidad y precios. Podemos ver: “gran oferta llévatelo todo a precio de liquidación en mercancía seleccionada”. Ahí es donde viene el choque con la realidad, que es todo? Que son precios de liquidación? y cuáles son esas mercancías? Las expectativas por parte de los consumidores son muchas y en ocasiones no llenadas. Ahí viene la pérdida de credibilidad en estos especiales.
Esto es cuanto a la ropa y otros artículos relacionados, ahora bien, pensemos en otros, que tal: electrónicos, bebidas y en muy poco pero no dejan de aparecer en alimenticios.
Normalmente podemos ver los famosos 3X2 en productos que les falta menos de 2 meses de la fecha de vencimiento. Por eso le recomendamos siempre el observar el producto, no el precio. Ya hace 3 años se pagó un precio muy caro en Centro América con la intoxicación de varias personas a raíz del uso de una crema dental contaminada con plomo traída de la China y la misma se encontraba en nuestro mercado al igual que una mantequilla de maní.
El caso de los vinos es muy interesante. Podemos observar cómo se abusa de la ignorancia y el sentimiento aspiracional de los consumidores. Abusan del paladar de estos ofreciendo vinos avinagrados, cosechas compradas completas a diferentes viñedos de Europa o Sur América. Cosechas que no cumplen con los estándares del viñedo y alguien la compra a centavos de dólar la botella y las venden como si fuese un Moett. El consumidor que no conoce de los sabores y los olores del buen vino piensa que está adquiriendo lo mejor de lo mejor, sobre todo los funcionarios del gobierno que para ellos todo los que no es Moscatel Caballo Blanco o Gladiador es buen vino.
En el caso de las ofertas en eléctronicos, normalmente son productos genéricos traídos CHINA. Les recomendamos a nuestros lectores que ahí no inventen y no adquieran nada que no sea de una marca reconocida, vale la pena pagar por ello. Generalmente cuando usted adquiere un producto las garantías son muy limitadas, lo que debe desprender en ustedes una alerta de las consecuencias que les pueda traer su adquisición.
Al final y al cabo, todo dependerá de su poder adquisitivo y de cuan necesitado este de suplir esa necesidad. Ojo con lo que adquieran en las ofertas, por que les recordamos:
NADA ES GRATIS EN ESTA VIDA”

1 comentario:

Angie Guichardo dijo...

Yo pienso que estas actividades comerciales y ofertas de nuestras tiendas no son mas que sacar simplemente sacar al pasillo todos los trapos viejos u objetos que han andado todas las tramerías del local y nadie les ha hecho el favor, y son tan bárbaros los comerciantes que aun asi mantienen un elevado precio aun cuando dicen que son de oportunidad.

No creo para nada en las ofertas de aqui.