jueves, 25 de septiembre de 2008

David Contra Goliat

Recientemente nuestra empresa ha estado incursionando en el aérea de las promociones aéreas en base al uso de zepelines dirigidos a control remoto completados con el uso de globos aerostáticos para publicidad fija. Con un novedoso sistema de grabación y transmisión, nos atrevemos asegurar que en el país nadie que posee un producto como el nuestro, en cuanto a los zepelines de transmisión aérea. Hemos visitados las grandes empresas y publicitarias para ofrecer nuestro innovador producto, todos quedan encantados por lo innovador y llamativo de esta oferta. Además de que los precios son muy ajustados a la realidad económica que vive el país.
Hace apenas una semana hemos recibido la agradable sorpresa de que una de nuestras cotizaciones ha sido del interés de una gran empresa, su director comercial nos contacta y acordamos una cita. Todo era emoción ya que esto significaba el inicio en grande de nuestras operaciones y seria nuestro primer gran paso, nos sentíamos como Niel Armstrong cuando piso por primera vez la luna; ya la época de sonar estaba pasando, esto es real. Cuando llegamos a la oficina de este director comercial nos dice que el está interesado no en 2 como era originalmente, sino en 4, tuvimos que controlar la emoción, por fin Dios vio la necesidades y empiezan a caer sus bendiciones, AMEN.
Muy sincero este ejecutivo nos dice, alguien hace lo mismo que ustedes sin las grabaciones y transmisiones, la publicidad simple en los globos aerostáticos que usted me cotizo él dice que me la da a un 50% por debajo de lo que usted me cotizo. La expresión inicial se convirtió en una mueca de amargura que se noto a leguas. Pero cómo es posible si eso es solo el costo operacional sin incluir el mantenimiento que es un 25% mas, le replique con voz entre cortada y sin salir de mi asombro. Pues déjame decirte que esta empresa logro un buen contrato con nosotros y como forma de agradecérnoslo nos dará ese precio. La sorpresa se convirtió en rabia y la misma se veía por encima de la ropa, el lo noto y por esto me pide que por lo menos le de ese precio para darme el chance de entrar al negocio. ¿Qué puedo hacer? Nueva vez la historia de la supervivencia el grande se come al chiquito.
La competencia es lo mejor para que los mercados se dinamicen, la competencia a la par, la competencia de tu a tu, la competencia leal. Una empresa de más de 10 millones de capital social con negocio de más de 30 millones al año, compite con un chiquito, que se ve asi mismo como grande. Pero a ti, gigante te diré:” que con tú acción, me subiste a tu nivel, me has importantizado delante de tus clientes, somatizaste temor de nosotros; hoy empato, pero mañana con el favor de Dios y mi trabajo te venceré”.
Si acepto no hay problemas, gracias por la consideración, imagínese ellos saben lo grande que somos y la calidad abrumadora de nuestros productos y sobre todo el servicio post venta que tenemos, poco hicieron. Trato hecho, cuando iniciamos.
Primer Round David contra Goliat, decisión: EMPATE.

4 comentarios:

economiadominicana dijo...

Don Pedro Hoy somo pequeños pero solo por Hoy...

Angie Guichardo dijo...

Pedro, como dice Serrat... al andar se hace camino y al volver la vista atrás se ve la senda que jamas se ha de volver a pisar..


by the way... gracias por la info de mi posición en el concurso de blogs, gracias a ti me enteré.

Afectos!

Angie Guichardo dijo...

Qué pasa Pedro? Dónde estás?

Argenis Carvajal dijo...

DON PEDRO USTED LO HAZ DICHO DAVID CONTRA GOLIA PERO CREAME QUE DIOS ESTA CON USTED Y APUESTO A SU CALIDAD Y SU CAPACIDAD

SE CUIDA